in , ,

Pablo López nos cuenta la lección que le dio Raphael

La revista Vanity Fair le ha entregado al cantante Raphael el premio ‘Personaje del Año’. Un fiesta homenaje a todos los años de dedicación y compromiso con la música y que ha reunido a un montón de amigos.

Muchos de ellos cantantes, que admiran a una de las figuras claves de nuestro país si hablamos de revolver sentimientos. Entre ellos, Pablo López, que le puso música a la velada de una noche para el recuerdo. Con él hablamos minutos antes de que las melodías, la alegría y el arte invadieran la sala.

Acompañando esta noche a Raphael, Pablo

Feliz de estar siempre cerca de él, tengo ganas de abrazarlo y como siempre, de estar con él tranquilo y feliz.

¿Qué es lo que más admiras de su carrera?, qué cosas quieres absorber de él

¿Absorber? Hasta como camina, cómo toca el timbre, cómo llama por teléfono, manda un WhatsApp, ¡todo! Es una persona que os recomiendo que cuando tengáis cerca aprendáis, que yo tengo la oportunidad cada día, cada semana por lo menos, todo lo que hace es bonito porque él es amor puro y duro.

¿Cuál es la lección que te ha dado? Un consejo que vayas a guardar siempre

‘Sé tú’ me dice, ‘Pablo, nunca dejes de ser tú’ y parece una cosa de Disney esto que estoy diciendo pero cuando Raphael te lo dice mirándote a los ojos te digo que la cosa cambia, que sea yo siempre.

Hicisteis la versión ’36’ juntos, ¿qué has aprendido encima de un escenario de Raphael?

Mira el espacio-tiempo existe y la relatividad que dijo Einstein en 1902 existe cuando te subes al escenario con él, se para todo el tiempo y va a la vez muy rápido, yo esa canción la escribí pensando muchísimo en eso y tenerlo delante impresiona mucho pero impresiona sin ser agresivo, sin ser hostil, es bonito, te abraza con la mirada y eso solo lo hacen los más grandes o quizá el más grande que es Raphael.

¿Te imaginas tú cerca de los ochenta años con esa energía?

No, eso solo lo hace Raphael.

Acabas de hacer el Wizink, ¿has despertado de ese momento?

Yo estoy intentando asimilarlo, mirando el móvil de vez en cuando a ver si alguien me dice que no fue verdad lo que pasó. Nos queda uno, que creo que sobreviviré, es el 28 en Barcelona en el Palau Sant Jordi y disfrutando del UniKornio que voló tanto como para llenar sitios así. Me emociono cada día más y estoy preocupado por eso.

Images: Cortesía Agencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *