in ,

La niña que hay en mí

¡Buenos días! ¿Cómo estáis? Muchos habéis vuelto ya al trabajo, otros seguís de vacaciones, otros a vuelta con la rutina o incluso esperando las clases. Sea como sea os deseo que tengáis un feliz día.

Hacer algo fuera de plan (como tomarte un cervecita a última hora de la tarde) si ya te has incorporado al trabajo, te sentará de maravilla. Parezco una coach pero es que la vuelta cuesta y cada uno se tiene que reinventar a su manera. Yo el primer día que llego a Madrid y mira que me gusta con locura, me subo por las paredes. Hasta que no pasan un par de días no soy persona.

Me das por renovar la casa, cambiar cosas, como si en un año entero no me fuese a dar tiempo de nada. Porque para mí septiembre es el verdadero comienzo. Muchos lo ubican en enero pero para mi septiembre es el mes en el que pongo todo ‘patas arriba’ y empiezo de cero.

Además no sé si lo he dicho alguna vez pero cuando me fui de mi ciudad de origen siempre decía… volveré a Madrid si tengo alguna ilusión. Cada verano me pregunto si la hay y por suerte es así. Este año hará 14 que vivo allí así que supongo que no tengo ningún motivo para no volver.

Si ahora me dicen que no vuelva… ¡qué difícil se me haría! Pero siempre hay algo, me lo propuse como meta para tener un motor constante de alegría, metas… no sé cómo llamarlo el caso es que me digo a mí misma ¿lo tienes? Y sí, un año más llevo una buena mochila con cosas que espero cumplir.

No me fijo las cosas porque me gusta que la vida me sorprenda pero si tengo tres o cuatro cosas que me encantaría que sucediesen. Así que tengo las pilas bien cargadas, estos días estoy un poco perdida por el mundo pero ya vuelvo y feliz… Así que nada espero que cada uno tenga en la cabeza esas ilusiones por las que comienza ‘un nuevo curso’ y os deseo que de verdad se os cumplan.

Os dejo con un look un poco peculiar. Es en el pueblo de Peratallada, que os debo un tour visual (llega pronto) yo creo que en el siguiente post a ver… Digo peculiar porque muchas veces voy a Zara de creo que se llama Plaza Norte ¿o Gran Plaza? el centro comercial de Majadahonda, confundo el nombre con el de San Sebastián de Los Reyes. Yo creo que aunque mi amiga Marta se empeñe en repetírmelo mil veces siempre los confundiré.

El caso es que siempre entro por la planta de niños que es la de arriba porque está en planta calle y una vez allí bajo. Para hacer eso me recorro todos los vestidos de niña y ops. Me pareció uno mono y pensé… si la talla más grande está en la percha para mí sino no pregunto jajaja. Efectivamente había talla 14 que creo que es la más grande no sé si hay alguna mami en la sala que lo pueda confirmar.

Lo vi ideal para estos días así más tontos del verano y lo compré. No modifico nunca las fotos excepto la luminosidad a veces así que espero que se aprecie bien el color tan mono que es. Por lo demás llevo cuñas de Castañer y capazo Maisons. Ya veis… hoy saco la niña que hay en mí. Por cierto hoy salgo un poco más seria de lo normal en las fotos porque me metí en una plaza que no había nadie y de repente se llenó de turistas haciéndome fotos… Esto os lo explico en otro post, es realmente divertido, yo de mala leche cuando pasa. Mil besos en el corazón.

IMG_5060

IMG_5061

IMG_5062

IMG_5063

IMG_5069

IMG_5075

IMG_5080

IMG_5097

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *