in ,

La vida es elegir

La vida es una constate elección. No es que ahora se me haya iluminado la bombilla y me haya dado cuenta de repente pero sí desde que me tomo las cosas más pausadamente lo tengo más presente. Podemos empezar por algo tan material como es la ropa.

En las tiendas hay millones de cosas bonitas y creedme que a veces me lo llevaría todo a casa pero obviamente a parte del Síndrome de Diógenes tendría un problema en la cuenta corriente. Cosas bonitas hay muchas pero no se pueden comprar todas ahí es cuando tu elección según tus gustos, forma de ser, aficiones… sale a relucir, ya te estás definiendo.

Desde que no tengo el blog ya os lo comenté hace poco me he vuelto súper práctica. Cada vez que salgo de compras me compro algo muy muy único o directamente no me compro nada. En realidad porque hay que saber quedarte con lo que realmente quieres/necesitas. Hay gente súper estilosa que tiene cuatro básicos y le dan como un carácter y una clase bestial.

Es verdad que tenemos una oferta súper amplia que a veces es súper invasiva y es increíble todo lo tenemos al alcance de la mano pero creo que hay que ser más reflexivo. También os digo… veré lo que duro pero lo quiero cumplir. Tener un vestidor básico y con lo que tú realmente quieres y no lleno de pingos hace que seas más… ¿práctica?

No sé como llamarlo, esto es como cuando ordenas tu habitación de trabajo que lo ves todo con mucha más claridad e incluso eres más eficiente. Pues eso. No vale el… tengo una fiesta esta noche me voy de compras porque no tengo nada. Mentira. Si tienes una buena blazer, unos buenos zapatos y varios pares de pantalones más especiales estás salvada.

También pasa con los amigos. Llega una edad que si uno no empatiza contigo por lo que sea, va fuera. Aunque lleve contigo mil años, aunque te mueras de la pena si no encajas por lo que sea, por cualquiera que sea el motivo que os ha llevado ahí automáticamente tiene que estar fuera de tu vida. Porque gracias a Dios amigos hay muchos y ya no tenemos una edad para según que cosas.

Como se suele decir, menos la familia todo se puede elegir. Así que no esperes tener los mismos amigos que a los 15 pero sí quédate con los mejores y si no consideras que tienes muchos tranquilo, la vida es larga y por el camino se hacen muchos.

Tema pareja, también obviamente lo eliges y entre mis amigas ha levantado mucho revuelo eso que escribía el otro día sobre ser amiga de un ex ¿qué necesidad? Con la cantidad de gente que hay para qué vas a escoger a tu ex. Bueno, maneras de verlo y nuevamente cada uno elige lo que quiere.

La vida va de elegir y elegir y elegir. Eso es lo que forma también la personalidad de cada uno. Ya sea por ese ídolo que tu has elegido que más te representa, ese jefe al que aspiras, o no, los lugares que te gustaría visitar, lo que quieres estudiar… Yo creo que todo lo que elijas hará de ti la persona que eres ahora y sobre todo dirá mucho de uno mismo ¿no lo creéis así? Yo pocas veces en mi vida dudo sobre las cosas. Tengo muy claro lo que no quiero, que probablemente sea más importante que a la inversa.

Todos los días de tu vida te sometes a elecciones, unas cuestan más y otras menos pero hay que ir superando etapas y forjando nuevas metas.

PINTEREST

Image: Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *