in ,

Mujeres hechas a la medida de la vida

¡Buenos días! Os dije que esto lo iba a publicar como una noticia pero me ha parecido tan personal que creo que un blog es el apartado más adecuado para expresarlo. Lo que más me gusta de Living Backstage es tener esas dos posibilidades. Ayer ya os dije que estaba escribiendo algo sobre ‘Mujeres hechas a la medida de la vida’ ¿Qué quiere decir esto? Habrá que seguir leyendo…

Todo parte de pararme a pensar sobre las ‘mujeres reales’. Hace meses que la moda no para de gritar el feminismo ya sea en camisetas, sudaderas y derivados. Es una mezcla un poco de todo pero empezaré hablando por lo que ya os he comentado, las mujeres reales.

Tengo amigas que siempre me han comentado lo difícil que se les hace encontrar algo de talla superior a la que puede vender por ejemplo Zara. Les das opciones pero te dicen que no, que la solución es otra. No lo terminas de entender muy bien cuando les acabas de dar varias ‘soluciones’ pero cuando te pasa algo parecido comprendes que lo que hay que cambiar es la actitud-mente de la sociedad y que las marcas apuesten de verdad, repito, de verdad por la mujer real.

FullSizeRender-20 copia

Trataré de explicarme. Ahora mismo me quiero comprar un vestido que no puedo porque no encuentro un body que me pueda poner porque la espalda es abierta y necesito llevar algo debajo, por el motivo que sea, no voy a dar más explicaciones porque tampoco hacen falta. Entonces llego a la conclusión que las marcas, en este caso de lencería, no diseñan algo que una mujer necesita. No quiero uno ideal con encaje y que sea el más bonito de la colección, quiero algo práctico.

Me he recorrido Madrid y todo porque no tengo medidas de modelo y no me puedo poner el vestido sin nada debajo. ¿Por qué tengo que morir al palo de no comprarme un vestido por no tener las medidas que la sociedad considera adecuadas? Me decía una amiga con más peso que yo… Pues si tú tienes esos problemas imagínate yo para encontrar ropa. Me considero una mujer con un cuerpo en el que me siento bien pero que hay cosas que no encuentro porque no hay, porque no existen. Y no es la primera vez que me pasa.

Entonces… ¿qué falla aquí? ¿La sociedad? ¿O el prototipo que las marcas quieren que seamos? Además con esto quiero enlazar otro tema… Lo exigentes que somos las mujeres y el daño que nos seguimos haciendo entre nosotras. Seguimos luchando por ser estupendas, llegar a todo y estar para todos. Y hay días que como buena mujer real, no estás para nadie.

Todo viene porque hace poco leía una entrevista de un personaje conocido que decía que todos los días de su vida los recordaba felices. Vamos a ver. No me lo creo señores. Siempre he dicho que respeto al de al lado, mucho, porque cada uno se sabe su vida y lo que lleva detrás pero lo siento, no soy capaz de creerlo. Lo peor de todo esto es que una niña como explicaba ayer, que está formándose, jovencita y con mil cosas que provoca la adolescencia, lea esto de que todos los días de su vida es feliz.

Por lo tanto la sociedad también está haciendo algo mal en ‘la búsqueda’ de esa continua perfección. Ni todos los días tienes ganas de sonreír ni todos son buenos ¿Por qué le cuesta a la gente tanto reconocerlo? ¿Para dar imagen de qué? De una mentira seguro. ¿Aquí nadie tiene días malos? Porque yo sí como también sé que una red social no está para vomitar todo lo malo que te pase para eso tienes gente cercana pero no creo que estar poniendo todos los días que vives en la cima de la felicidad creo que ayude a construir una sociedad normal y por supuesto lejos de asumir fracasos.

Porque una niña que te lee y piensa que tu vida es chupiguay y la suya tiene mil lagunas entonces qué pasa. Es verdad que lo que educa es o son otras personas pero te van a tener de referente seguro ¿Quién no tiene referentes o personas con una proyección mediatica con las que se identifica? Yo pienso que en niñas más jóvenes esto es un problema como también lo es que la sociedad nos haga ser perfectas.

Uno se cae y se levanta y tiene días malos y buenos y si no encuentras el body sin abertura en la espalda te lo rajas. Aquí se trata de tener la cabeza encima de los hombros y que la sociedad no te domine, que cada uno sepa tirar para delante con lo que cree. Lo más importante, creer en uno mismo. Así podría acabar esto porque seguiría escribiendo pero se está haciendo larguísimo. Lo mejor es creer en ti, somos mujeres hechas a la medida de la vida, de la que tú quieres, no la que quieren los demás. Mil besos en el corazón, mañana más.

FullSizeRender-20

Images: Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *