in , ,

Nada que esconder

¡Buenos días! Esta semana estoy dándole vueltas a un tema sobre ‘Mujeres hechas a medida de la vida’. El caso es que todo viene por aquello de gritar que somos mujeres reales y se me ha ocurrido ese titular que tiene un trasfondo increíble.

Lo voy a poner como una noticia en Living Backstage antes de que acabe la semana porque eso se merece estar en portada mucho tiempo, ya sabéis que los post son más efímeros. Para quien lea las dos cosas lo sabrá claro, para quien lea el blog igual no. El caso es que es un artículo demoledor que estoy acabando y que seguro muchas os sentís identificadas.

Viene al caso obviamente por cosas que me han pasado y que creo que es conveniente gritarlas. Amigas ya me lo habían dicho muchas veces pero cuando te pasa, la vivencia, es innegable que te remueve todo. En concreto lo escribiré por dos cosas. Una como os digo por todas aquellas mujeres reales y sin complejos y otra porque no termino de ver a ese tipo de gente que predica felicidad a todas horas los 365 días del año.

A todos nos pasan cosas buenas y malas. Los que estamos un poco más de cara a la galería, más expuestos… llamarlo como queráis no tenemos porqué estar siempre con la sonrisa puesta ni buscando la frase más positiva del mundo para ver que somos increíblemente felices. Es cierto que no vas a estar todo el día como una seta pero estar todo el día forzando algo que no sale natural que no es así, eso no transmite. Ese es mi pinto de vista claro.

Hay gente que no quiere mostrar que tiene un día malo. No es el lugar tampoco una red social pero tampoco lo es el de estar siempre con un subidón continuo porque es una vida irreal. Y una persona asentada le puede dar lo mismo pero hay muchas chicas jóvenes que quieren ser como fulanita o menganita y que se frustran porque ellos siempre consiguen cosas increíbles o les pasan cosas de cuento.

La vida tiene muchas caras. ¿Que no les tienen que formar la redes sociales? Cierto, pero no sé si afortunadamente o desgraciadamente o ninguna de estas dos cosas, pasamos mucho tiempo con una tablet en la mano. Esto de las cosas reales me lleva un poco al evento de ayer y que os quiero mostrar. Ayer estuve conociendo la nueva gama botánica de Garnier bajo el lema ‘Nada que esconder’.

Cuatro nuevas variedades de té verde, rosa de Bulgaria, aloe vera y miel. Yo tengo piel atópica, súper fina, súper delicada y todo lo que implique danger!! Así que me dijeron que la que mejor me iría sería la de rosa de Bulgaria. Mirad cuando lo pruebe por más que os cuente ahora no serviría de mucho salvo deciros que a todas las presentaciones que he ido luego me han gustado mucho los productos.

De la última salí adicta al agua micelar en aceite aunque pueda parecer raro. Así que probaré todo y os diré en un post beauty, desde luego el evento fue una monada, el sitio, las explicaciones… siempre es un equipo de diez. Aquí os dejo con algunas imágenes para que lo disfrutéis igual que yo. Mil besos en el corazón, mañana más.

IMG_2674

IMG_2656

IMG_2657

IMG_2658

IMG_2659

IMG_2660

IMG_2661

IMG_2665

IMG_2666

IMG_2668

IMG_2669

IMG_2670

IMG_2673

IMG_2680

IMG_2678

IMG_2675

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *